ANGELUS POR CUENCA


(Este artículo fue una colaboración especial de Crstián Londoño Proaño para el blog: cienciaficcionecuador.wordpress.com )

★★★★★

Por Cristián Londoño Proaño

Cuenca, 2120. La humanidad está gobernada por un gobierno mundial, se ha descubierto la fusión en frío. Ecuador se ha convertido en un estado agrícola rezagado tecnológicamente, porque el gobierno mundial considera que no necesita y lo obliga a vivir «como en década del 40 del siglo XX». Y en las ciudades se ha instaurado unos domos gigantescos. En este ambiente caótica, tirano y futuro se desarrolla la novela gráfica “Angelus Hostis” de Santiago Páez y Rafael Carrasco.

Santiago Páez, escritor ecuatoriano de enorme recorrido literario, que ha incursionado en varios géneros entre ellos la ciencia ficción y la novela policía, recibió hace un par de años una propuesta de escribir un guión para una novela gráfica que le planteó Rafael Carrasco, animador, dibujante e ilustrador. Y la aceptó y planteó una historia «intensa, oscura y conmovedora» que se desarrolló en Cuenca. ¿Por qué escogió el escenario de Cuenca? Lo hace como homenaje a su bisabuelo Manuel J. Calle, crítico, sociólogo, político, periodista, escritor e historiador ecuatoriano. Una vez terminada, Rafael Carrasco le dio vida a la historia en las viñetas de la novela gráfica.

Angelus Hotis es una novela gráfica en clave de ciencia ficción, en el subgénero del cyberpunk. Es la primera novela gráfica de este género desarrollada en el Ecuador. Fiel al subgénero se apega a la temáticas comunes, planeadas por los padres del subgénero, William Gibson, Bruce Sterling, Tom Maddox, Rudy Rucker, John Shirley, Lewis Shiner, y Pat Cadigan, como son la red y la violencia, en escenarios oscuros. También se vislumbra algún «parentezco» a novelas de temáticas símiles de autores latinoamericanos como Synco del escritor chileno Jorge Baradit.

En Angelus Hotis se narra la investigación policial del Teniente Cruz y su asistente Córdova sobre unas extraños asesinatos. A esto suma las apariciones “místicas” del Ángel de la muerte, que comienzan a sembrar el miedo en los pobladores de Cuenca. Pero Cruz, policía descreído y violento, trata de encontrar una explicación. Acaso un guiño a la antropología social de Cuenca, una ciudad que se ha caracterizado por tener bastante fervor religioso. Un sitio particular, donde existieron apariciones religiosas. En la década de los ochenta del siglo XX se registró el milagro de la Virgen del Cajas. Incluso hubo una investigación del Vaticano sobre este suceso.

La investigación del Teniente Cruz sigue su curso y la lleva hasta el interior de los domos gigantesco. En este sitio de apariencia ovoidal, Cruz y Córdova descubren al famoso Ángel de la muerte, que no es más que un holograma proyectado por seres superiores. Estos seres superiores son humanos evolucionados: mitad máquina y mitad humana, que hacen llamar: Androtónicos. Y estos seres rinden pleitesía y adoran a la red, «sin ella no serían nada», confiesan. Tal vez, los autores nos cuestionan la pérdida de humanidad asociada a las tecnológicas. Recordemos la enorme cantidad de personas que están pendientes de las notificaciones de las redes sociales en su celular, personas que todo lo hacen a través de la red, personas que sin la conexión a la red «no serían nada», y se sienten que perdieron su mundo. Es decir, los seres Androtónicos, que plantea Páez y Carrasco, en etapa inicial.

Al final de la novela gráfica, el Teniente Cruz y Córdova tienen un combate violento con los antrotónicos y logran escapar del domo.

Los personajes gráficos son bien delineado y son verosímiles. Es una mezcla retrofuturista y futurismo al estilo Asimov. Esta propuesta cyberpunk tiene una estética oscura. Se ambienta la arquitectura cuencana. En sus páginas vemos dibujado los sitios emblemáticos y turísticos de Cuenca: El puente roto, las iglesias, el centro histórico con la calle larga y la famosa Catedral del Cuenca.

En esta novela gráfica hay rasgos interesantes. La antropología social de una ciudad ecuatoriana: urbanismo, estructuras sociales y políticas, mitos, creencias. Es una denuncia al uso de la red como ente de poder, que embrutece a los humanos y los desliga de su función social. Uso del sincretismo religioso como estructura de poder.

Angelus Hotis es un cuestionamiento a la evolución a la humanidad en función de su tecnología, que podría resultar en pérdida plausible de la misma humanidad, acaso de las propias emociones.

#análisis #cyberpunk #ficciónespeculativa #lectores

19 vistas
portada.jpg
1. El instinto de la luz (pdf).jpg
PORTADA 1.jpg
Doce Horas
promo web.jpg
propaganda omicron.jpg