Un sitio de escritura

Actualizado: 5 de dic de 2019




Varios artículos abordan sobre cómo se escriben los relatos de ciencia ficción, pero muy pocos describen sobre el lugar de escritura. Un escritor pasa varias horas al día y varias semanas, sentado en ese sitio. Ese espacio se constituye en la cuna de varios de sus personajes, además de la escritura y de la eterna batalla con la página en blanco. ¿Tiene alguna importancia el sitio donde escribimos? ¿Qué debería tener un sitio de escritura? ¿Una oficina o el sitio apartado de la civilización?


El sitio de escritura depende del escritor. Es muy distinto de un escritor a otro. Cito algunos ejemplos: El espacio de escritura de la escritora chilena Isabel Allende es un sitio especial en su casa en San Francisco, donde usualmente tiene un computador y un decorado particular, donde pasa de 10 a 12 horas escribiendo sus novelas. El espacio de escritura de Stephen King tiene un computador y un sistema de audio. Él escribe todos los días desde temprano en la mañana, se sienta en su silla y prende el sistema de audio con una música que considera apropiada. Lo hace durante varias horas hasta cumplir con un número determinado de palabras. El sitio de escritura del escritor uruguayo Juan Carlos Onetti fue una cama, donde escribió la mayoría de sus relatos. El sitio de escritura del escritor argentino César Aira fue una cafetería.




La importancia del sitio de escritura radica en qué es un sitio propio que tiene el escritor para desarrollar su arte y cumple una función similar a la del taller del pintor. En este sitio, el escritor dispone de todos los instrumentos y materiales para escribir su obra. Es necesario que ese lugar sea un espacio ideal. Cuando menciono «ideal» me refiero al sitio donde el escritor «sienta» como ideal. Tengamos en cuenta que muchos escritores tuvieron varios lugares ideales. Por ejemplo, cuando Ernest Hemingway vivió en Paris, su sitio de escritura fue un cuarto de hotel, acompañado de una botella de whisky; y en cambio, cuando vivió en Cuba, lo hizo en una habitación de la «Finca Vigía». Ray Bradbury escribió en una habitación de su casa, rodeado de su biblioteca. El escritor francés Honore de Balzac escribió encerrado en su estudio. Otros escritores son más radicales, y buscan ese espacio de escritura en sitios lejanos, por ejemplo, viajan a un lugar apartado de la ciudad y se dedican a escribir.


Anuncio





Ciertamente, el lugar de escritura debe ser un sitio que acoja y motive al escritor. Por ejemplo, mi sitio de escritura es mi estudio, que está provisto de un computador de escritorio, una biblioteca y unas figuras pequeñas de personajes de la ciencia ficción. A veces, tengo una libreta para hacer ciertas anotaciones. Es un sitio que me permite concentrarme y escribir.




Cuando un escritor está en ciernes debe preocuparse de crear un sitio de escritura. ¿Cómo podría crearlo? No existen reglas para crear un lugar de escritura, pero quizás podría dar algunos consejos prácticos:

  1. Tener un espacio disponible: Puede ser el estudio de la casa o una habitación apartada. Lo importante es que ese espacio tenga privacidad y nadie interrumpa durante el proceso de escritura.

  2. Tener un asiento cómodo: En la medida de las posibilidades económicas, hay que disponer de una silla ergonómica. Se pasa mucho tiempo sentado y es justo que sea la mejor silla.

  3. Ventilación e iluminación: El espacio debe tener luz natural, si se escribe en la mañana; o luz artificial abundante, si se escribe en la noche. Sobre la ventilación, debe ser un sitio abierto y aireado. Se debe evitar sitios oscuros y de poca ventilación.

  4. ¿Computador o un lápiz?: Lo que el escritor considere adecuado. Hay escritores que prefieren escribir con lápiz en una libreta y luego transcribir sus historias en el computador. Otros lo hacen en el computador de escritorio u otros en un computador portátil.

  5. Decoración: Es agradable tener un espacio de escritura provisto con algunas figuras o carteles que motiven. Por ejemplo, yo dispongo de dos réplicas pequeñas de un duende y un hada.

  6. Extras: En el sito de escritura, el escritor puede tener colgado un pizarrón de corcho, donde puede colocar imágenes que le inspiren, los objetivos de su novela o relato; o puede colgar un pizarrón de tiza líquida , donde puede colocar su trama; o puede tener una libreta de notas. Estas cosas dependen del método de escritura. Escritores, como José Saramago, no tomaban notas, ni capturaban imágenes. En cambio, escritores como Orson Scott Card realizan mapas del lugar donde se desarrolla la historia y buscan imágenes de los posibles escenarios de sus historias.

  7. Bonus: En el sitio de escritura, el escritor puede tener una carpeta, donde coloque las notas, las versiones del relato y otros materiales que haya generado durante el proceso creativo.

Los anteriores consejos son una propuesta a modo general de cómo crear el espacio de escritura. Pero no son indicaciones estrictas.


Lo cierto es que el sitio de escritura depende del escritor, debe ser un espacio que considere ideal, que lo acoja y lo motive a sumergirse en el mundo de sus historias.


Fotos: Imagen de Pexels, Imagen de Free-Photos, Imagen de rawpixel en Pixabay

portada.jpg
1. El instinto de la luz (pdf).jpg
PORTADA 1.jpg
Doce Horas
promo web.jpg
propaganda omicron.jpg